2016/12/09

Abraham García de León: «¿ATL, BTL, o Multichannel?»


Merca2.0


«Recordemos no hace muchos ayeres que la campaña de marketing debía resaltar las características y beneficios del producto, incluso en ocasiones construyendo atributos de más disfrazando una ventaja competitiva.

»Grandes cambios se han originado debido a la revolución que ha propiciado la Internet en la sociedad, vemos que la única constante en temas de comerciales, relacionamiento y mercadotecnia ha sido desarrollar estrategias para un mercado cada vez más exigente, no sólo en productos de calidad sino también en veracidad.

»Recordemos no hace muchos ayeres que la campaña de marketing debía resaltar las características y beneficios del producto, incluso en ocasiones construyendo atributos de más disfrazando una ventaja competitiva.

»Antes de la digitalización de la vida (recuerdo incluso una plataforma llamada Second Life a principios del 2000 si no me equivoco) las campañas estaban agrupadas básicamente en dos grandes planetas el ATL [Above the Line, Sobre la Línea] y el BTL [Below the Line, Bajo la Línea], donde en su momento esas grandes campañas impecables de televisión mostraban la perfección del producto para poder crear un estímulo en el consumidor.

»Considerábamos disruptivas las actividades como el Street Marketing bajo la sombrilla de acciones BTL y que en ocasiones sabíamos de la existencia de ellas debido a la recomendación boca a boca.

»Indirecta o directamente dichas acciones BTL tocaban las emociones del público objetivo (a diferencia del ATL que era masivo) provocando no sólo una experiencia en el lugar (si es que se usaban los recursos propios del ambiente o de la atmósfera), realizando ejecuciones de activación, demostración y Awareness.

»Actualmente la Internet ha jugado un papel trascendental en el día a día de las personas, existimos quienes somos migrantes y que venimos de acciones Face to Face, pero las generaciones actuales no pueden pensar que la generación X y los antecesores no teníamos acceso al antes llamado “ciberespacio”.

»Sin embargo y pese a que la vida ya está digitalizada, aún veo que algunas personas ve a la Internet como un “canal más para la promoción”, cada vez que escucho ese “racional” mi mente reflexiona y piensa “no se da cuenta que trae una computadora portátil en la mano que le llama celular y que desde ahí se pueden hacer experiencias de marketing personalizadas, y que tiene internet en su smartphone?”.

»Veo personalmente dos tipos de pensamiento en marketing:

».– Aquellos que ven la Internet como un canal más, incluso dentro de las acciones BTL.

».– Aquellos que vemos la Internet no de forma vertical (canal) sino horizontal (base) para realizar cualquier tipo de actividad (venta, promoción, activación, servicio al cliente, soporte, vinculación, recomendación, consulta, recompra, etc.) la lista es tan larga dependiendo los tácticos de la estrategia, pensando por ello en Multichannel Marketing.


»La Internet desde mi punto de vista no es un medio más, es el espacio no tangible donde extendemos nuestra vida, vemos televisión, escuchamos música, colaboramos a distancia, buscamos información, preguntamos de experiencia de producto, cuestionamos el precio que nos está dando el personal de venta de un almacén durante su cierre de venta, vemos personas queridas a la distancia, compartimos nuestras fotos, nuestros vídeos, y todo en tiempo real gracias a las plataformas que codifica la señal digital hospedada en el ciberespacio.

»Continuar viendo la Internet y todo su universo (incluyendo redes sociales) como una vertical o cómo un canal más dentro de BTL solamente lleva a realizar campañas tradicionales, donde solo nos ocupamos del formato, el mensaje y la segmentación de la campaña de mercadotecnia, en cambio, si dejamos de pesar lado qué tenemos “estrategias off y on” y que solo tenemos una estrategia Multicanal nos reta primero, a abrir la mente y conocer más allá, nos lleva a conocer estilos de comunicación, personalidades y sus intereses, plataformas, lenguaje (y no me refiero al de programación) diseños, nos lleva a adentrarnos a un mundo complejo sin suda, pero muy interesante.

»Trascender en ese mundo digital no es sencillo, desde mi punto de vista se vuelve relevante el manejo de las emociones más allá que el pagar una agencia para que haga una súper producción casi perfecta (recordemos que los millennials retan la perfección e incluso no la creen, ya que la imperfección o a la asimetría es parte de la vida, dicen que las personas más hermosas son asimétricas).

»Ocuparnos en el “que integrar y cómo hacerlo” por medio de los activos, servicios y recursos digitales (considerando el journey no solo de la persona, sino de los players que le influyen), reta a la organización en su totalidad, ya que como lo he mencionado, Multichannel Marketing tiene como principio el tener equipos multidisciplinarios enfocado en crear experiencias en la persona no en el target basado en NSE.

»Reaccionemos y veamos qué ya no hay mundo “on y off” o que ya no hay acciones ATL y BTL, sino que tenemos un mundo multipantalla y multicanal, en ocasiones creemos que interpretamos un mensaje como espectador, pero dicho mensaje puede llevar otro código cifrado para la persona que nos interesa buscando mover una emoción.»










2016/12/08

En la era multicanal y multipantalla, «13 cosas que todo directivo de TV debería saber antes de cumplir los 50», definidas por Ver tele!


Redacción de Ver tele!


Las 13:

«1. La paciencia también es la madre de la ciencia en TV

»2. Evita el día y lugar equivocado para acertar programando

»3. Innovar no es tan arriesgado como parece

»4. Si las cosas funcionan fuera, por algo será. Millones de espectadores no se equivocan

»5. Las repeticiones son, a menudo, la mejor estrategia

»6. Nunca sin las mujeres

»7. No te pongas demasiado trascendente

»8. Las series míticas no aguantan bien el paso del tiempo

»9. Programa un género alternativo contra tu competencia

»10. Sé simple. Así de simple y así de complicado

»11. Menos es más para empezar

»12. ¿Cuánto importa el presentador?

»13. Sin conflicto no hay paraíso»



Experiencias de público:

«A veces hay que saber esperar para estrenar un buen programa. Otras veces hay que hacer lo contrario, acelerar la puesta en marcha de un formato cuando el público lo demanda.»

«Innovar no significa necesariamente hacer algo radicalmente diferente. Eso funcionó hace 15 años con el primer Gran Hermano, pero el público se conforma con algún giro de tuerca que lo haga diferente.»

«El público no se resiste a la tentación de ver cómo han reinventado su film favorito.»

«El público rechaza el batiburrillo, la vorágine...»

«Vemos éxitos que comenzaron de forma muy simple, casi como una sección de programa, enganchando al público y ampliando sus contenidos progresivamente.»

«Un programa que rechace el público puede acabar con un 10% de share, si el presentador es anodino o produce rechazo, o en un 13% si el conductor es querido.»




«No están todas las que son pero sí son todas las que están. Desgranamos algunas claves de estrategia y programación que la experiencia nos dice que suelen llevar al triunfo.



»1. La paciencia también es la madre de la ciencia en TV

»La paciencia siempre es una virtud, también en televisión. A menudo los directivos de las cadenas, acuciados por la necesidad de buenos resultados de audiencia inmediatos, la pierden. El nerviosismo y las dudas les llevan a tomar decisiones equivocadas, dando giros bruscos de estrategia o programación cuando las cosas no salen a la primera. La experiencia dice que si un directivo tiene fe ciega en su producto, y confía en sus cualidades, debe aliarse con el tiempo, porque terminará dándole la razón. O no. Pero es peor tomar decisiones precipitadas que tenerse que arrepentir más tarde por ello.

»Un ejemplo de estrategia acertada fue el cambio de modelo de Antena 3. Tras muchos años haciendo seguidismo de la programación de Telecinco, los directivos de San Sebastián de los Reyes decidieron apostar por una programación distinta y en la que creían hace ahora ya siete años.

»Javier Bardají, director general de la división de Televisión, tuvo claro desde su nombramiento en 2010 que debía marcar distancias con el modelo Telecinco, y apostar por una televisión que renunciase al reality y al corazón y buscara sus signos de identidad en la ficción y los contenidos de “calidad”, convenciendo a los anunciantes de la bondad del cambio.

»Los principios fueron desalentadores: programar ficción española en la sobremesa diaria se demostró complicado y los primeros intentos (Bandolera, El secreto de Puente Viejo) arrancaron con datos muy discretos, eclipsados por la oferta de ficción de TVE (Amar en tiempos revueltos, en pleno auge) o Sálvame (Telecinco). La convicción de Bardají en que esa era la senda correcta permitió reforzar Puente Viejo y, aprovechando el cambio de paso en TVE, adquirir Amar para relanzarlo como Amar es para siempre. Ahora, Antena 3 se reparte el liderazgo con Telecinco en esta franja con una oferta basada en seriales y concursos. La paciencia fue clave para el éxito del actual modelo de Antena 3. La máxima de que la televisión es una carrera de fondo, cuando tienes un buen corredor, la vemos en otros muchos ejemplos (Masterchef, Zapeando, Las mañanas de Cuatro, El Intermedio).



»2. Evita el día y lugar equivocado para acertar programando

»Hay que acertar también con el momento y el día del estreno. No basta con tener un buen formato y presentador. Muchos programas y series han fracasado por un fallo de timing, como recordábamos en un reciente artículo (Vientos de agua, A Bailar, Pequeños Gigantes II...).

»A veces hay que saber esperar para estrenar un buen programa (como debió hacer Telecinco con la segunda temporada de Pequeños Gigantes, en lugar de lanzarla tan pegada a La Voz.) Otras veces hay que hacer lo contrario, acelerar la puesta en marcha de un formato cuando el público lo demanda. TVE, por ejemplo, debió lanzar un programa de sketches desde el mismo momento en que José Mota se fue a Telecinco. Pero dejó pasar mucho tiempo para estrenarlo (Se hace saber con Goyo Giménez). Lo cierto es que no era mal programa, pero el público potencial de José Mota, para entonces, ya se había ido a Me resbala en Antena 3. La pública cometió un error similar en su sobremesa. La 1 debió acelerar la emisión de un serial de tarde desde que supo que Amar se iba a Antena 3. Pero cuando llegó Acacias 38 y Seis hermanas, el público de telenovelas ya había abandonado esta cadena en favor de Antena 3. Y TVE podría cometer ahora un error similar si tarda en estrenar el programa sustituto de En la tuya o en la mía, cuando Bertin ya se haya llevado al público a Telecinco.



»3. Innovar no es tan arriesgado como parece

»Merrill Heatter, reputado creador y productor de concursos americanos, ganador de cuatro Emmys, afirma que “el 90% del éxito en TV no consiste en saber lo que funcionará, sino en saber lo que NO funcionará”.

»Y si hay algo que a estas alturas sabemos, a ciencia cierta, que no funcionará, es “lo que ya se ha hecho” o “ya se ha visto”. Por ello no se entiende que las cadenas sigan apostando a veces por formatos ya vistos y luego se sorprendan de su fracaso. Si analizamos los tropiezos de últimos años, vemos que muchos tienen algo en común: ya está muy visto. Algunos ejemplos los encontramos en la última etapa de Mira quién baila en TVE, A bailar en Antena 3, Un príncipe para tres princesas en Cuatro (veníamos de los tróspidos), Aquí paz y después gloria en Telecinco (similar Los Serrano), Al rincón en Antena 3 ( sucesor de Viajando con Chester)...

»Por el contrario, casi todos los fenómenos televisivos de los últimos años comparten algo: innovación. Ejemplos: Adán y Eva o el primer ¿QQCCMH? en Cuatro; Cuéntame o Masterchef en La 1; Pesadilla en la cocina, Encarcelados o El jefe infiltrado en laSexta; Casados a primera vista en Antena 3... Y un sinfín de formatos que aportan frescura y novedad.

»Cuidado. Innovar no significa necesariamente hacer algo radicalmente diferente. Eso funcionó hace 15 años con el primer Gran Hermano, pero el público se conforma con algún giro de tuerca que lo haga diferente. Dos ejemplos recientes: Tu cara me suena añadió el elemento Vip a Lluvia de estrellas; En la tuya o en la mía incorporó el elemento poco explotado de ver al famoso en su entorno cotidiano; y Sálvame introdujo el factor backstage a los clásicos magacines de corazón.

»El factor innovación puede ser la clave para cambiar la identidad de una cadena. Como ya les hemos contado, Antena 3 no logró quitarse la etiqueta de hermana fea de Telecinco, hasta que rompió moldes en ficción, ofreciendo seriales por la tarde, y apostando por formatos realmente novedosas en su día, como El Barco, Gran Hotel, Hispania.... y ahora Vis a vis o tantas otras.

»En Telecinco vivimos un caso similar, a la inversa. La ficción de Mediaset tenía fama de frívola o intrascendente en comparación con la de Antena 3, probablemente por el estigma del corazón y reality que arrastra el grupo. Hasta que sus directivos decidieron dar un giro, tomándose en serio la ficción, y apostaron por algo muy diferente como fue El Príncipe. La serie de Plano a Plano ayudó a cambiar la percepción de la capacidad de Telecinco para la ficción.

»Conclusión: innovar conlleva un riesgo, y ello no te garantiza el éxito. Pero mucho más arriesgado es no innovar y apostar por algo que ya se ha visto.



»4. Si las cosas funcionan fuera, por algo será. Millones de espectadores no se equivocan

»Buscar un formato innovador para nuestras pantallas no supone inventar algo de la nada. Aunque cueste encontrarlos, en la TV internacional hay formatos que arrasan en todos los países en los que se emiten e, incomprensiblemente, aún no han llegado España. Algunos están más a la vista de lo que parece. Basta con mirar los rankings de programas más vistos en todos los países, y elegir el común denominador.

»Ejemplos los hay en nuestra programación. Antena 3 recuperó La Ruleta de la Suerte y TVE apostó en su momento por MasterChef, formatos veteranos avalados por un éxito sostenido e incuestionable fuera. Por poner un ejemplo actual, The Bachelor (El Soltero) figura, 14 años después de su estreno, en el top 10 semanal de los más vistos en USA. A veces, sin embargo, las cadenas apuestan por formatos apenas testados, como Cuestión de tiempo (Time Box) o El pueblo más divertido (TVE), Deja sitio para el postre (Cuatro) o Te lo mereces (Antena 3)... Otras veces se dejan seducir por formatos que han demostrado eficacia limitada, pero no de forma contundente, clara, masiva, en muchos países y durante varios años.



»5. Las repeticiones son, a menudo, la mejor estrategia

»Las cadenas deben perder el miedo a las repeticiones. Cuando había pocas cadenas de televisión, se podía entender más la excesiva protección por parte de las cadenas de sus novedades. Cuando en España TVE-1 tenía un 80% de cuota de pantalla y el resto un 20%, no tenía sentido repetir nada. Ahora, en el mejor de los casos, un buen producto, interesante y conseguido, no supera el 15% de share, como mucho un 20%, lo que deja a un 80% de la población televisiva fuera.

»En la era multicanal y multipantalla, limitar los pases no tiene mucho sentido. Reponer un producto no es sinónimo de “tirarlo” o “regalarlo” sino de “promocionarlo”. La que se avecina se convirtió en la serie fenómeno que es hoy cuando Mediaset apostó por reprogramarlo sin límite en su canal FDF. Una estrategia que no solo ha ayudado al canal de ficción a liderar la TDT desde entonces, sino que sirve de plataforma publicitaria para la comedia vecinal, sumando nuevos espectadores cada temporada.

»Creemos, por ejemplo, que Al Rincón de Risto Mejide habría sumado espectadores (o lo estaría haciendo ahora) si Atresmedia repusiera las mejores entrevistas en alguno de sus canales temáticos. Sin embargo, si no quieres trasnochar y te has perdido una entrega, la única forma de recuperar el programa de Risto era recurrir a Atresplayer, que requiere una búsqueda más activa que el zapping espontáneo, además de limitarlo a públicos juveniles familiarizados con la TV online y a la carta.

»Diríamos lo mismo para TVE con lo nuevo de José Mota, para enganchar a un público que los viernes está haciendo otro tipo de actividades, así como para Antena 3 con el Dos días y una noche de Susanna Griso, que se ha despedido con dificultades para consolidarse en viernes.



»6. Nunca sin las mujeres

»Es un hecho, las mujeres son las principales consumidoras de televisión. Ningún programa o canal que aspire a tener grandes audiencias puede ignorarlas. Todos los fenómenos actuales de audiencia (GH, La Voz, El Príncipe, Allí Abajo, MasterChef, Sálvame, Zapeando, Tu cara me suena, En la tuya o en la mía) conectan con ellas. No se trata de gustarle “solo a ellas”. De hecho, formatos puramente femeninos como Amigas y conocidas, Hable con ellas, Odiosas o Fresa ácida nunca han destacado.

»El programa debe intentar conectar con ambos sexos, pero buscando especialmente la aprobación e identificación femenina. Y lo femenino tampoco es una cuestión de géneros. Salvados o El Chiringuito de Jugones podrían ser considerados formatos masculinos por su temática, pero no lo son. El tratamiento, los colaboradores o invitados elegidos los hacen unisex. Un formato que tradicionalmente ha encontrado un techo de audiencia por su clara vocación masculina es el de Andreu Buenafuente. Al showman y su inseparable Berto Romero siempre le ha gustado rodearse de más hombres que mujeres. Él mismo ha reconocido que su programa es masculino de forma natural, al no ejercer la discriminación positiva y dejarse llevar por los colaboradores hombres con los que encuentra más sintonía. Una fidelidad a sus principios lícita, respetable e incluso admirable, pero que siempre juega en contra de la audiencia mayoritaria.



»7. No te pongas demasiado trascendente

»En la ficción es más difícil hacer reír que llorar. Pero la cuadratura del círculo es sacar una sonrisa en una serie dramática. No es un tópico que cuando la gente llega a casa por las noches y enciende su televisor, le apetece pasárselo bien, relajarse con una sonrisa, aunque ésta llegue desde un producto dramático.

»Dentro de la ficción española, una de las constantes de las series que fracasan es su tendencia al drama puro y duro. Si analizamos algunos de los tropiezos de los últimos años, muchos tienen un punto en común: eran productos demasiado trágicos, sin concesión alguna a la comedia o a tramas algo más frívolas, divertidas o por lo menos bienhumoradas.

»Los americanos son expertos en lograr el equilibrio perfecto, en salpicar sus series más dramáticas con tintes de humor o ironía. Pero en España, a menudo se cae en el error de que, para que nos tomen en serio, todo debe ser solemne y trascendente. Es el caso, probablemente, de series que no cuajaron en los últimos años (El Caso, Cuéntame un cuento, El pantano, RIS Científica, Desaparecida...). Otras, por ejemplo, como Los misterios de Laura, sí han conectado mejor con el público al incorporar algunos elementos de comedia, aunque sea de manera sutil.



»8. Las series míticas no aguantan bien el paso del tiempo

»La crisis de creatividad en algunas compañías productoras de Hollywood lleva a los estudios a apostar por remakes de sus series míticas. En los estrenos de la última década, salvo contadas excepciones, la balanza del remake se inclina hacia el fracaso, como ya advertíamos hace unos años.

»Los remakes son proyectos que suelen funcionar al principio, por la curiosidad, expectación y nostalgia que crean en los fans. El estreno tiene audiencia y consigue muchos titulares del día después. Pero más allá de ese primer capítulo no suelen tener mucho recorrido, tal vez porque los guiones de series de los 80 y 90 no aguantan el paso del tiempo, y casi ninguna de estas series consigue llegar a la segunda temporada (El coche fantástico, Los Ángeles de Charlie, V, Sensación de vivir...). Es por ello que en cine los remakes suelen funcionar mejor, porque es el equivalente a un primer capítulo de una serie, y el público no se resiste a la tentación de ver cómo han reinventado su film favorito. Aún así, Hollywood no tira la toalla y ya tiene en marcha remakes o reboots de El equipo A, MacGyver, Rambo, Twin Peaks, El gran héroe americano....

»En España hemos visto cómo fracasaban Cinco en familia (Party of five), El don de Alba (Entre fantasmas), Cheers, Las chicas de oro. Es importante no confundir remakes con las adaptaciones o series inspiradas en otras ficciones del momento, que sí funcionan, como ha sido el caso de Vis a vis (Orange is the new black), y antes de Yo soy Bea (Betty, la fea) o Sin tetas no hay paraíso, entre otras.



»9. Programa un género alternativo contra tu competencia

»De la misma forma que hay gente de noche y gente de día, gente de perros y gente de gatos, gente de té y gente de café, hay espectadores de programas y espectadores de ficción.

»Hay televidentes que cuando cogen el mando a distancia a las 10 de la noche buscan una serie por encima de todo, y espectadores que prefieren el directo, plató o historias reales (aunque sean grabadas) antes que cualquier serie. Por ello, si quieres que tu programa funcione, lo ideal es ubicarlo en una noche donde solo haya ficción, y viceversa. Así se explica el éxito de Got Talent en sábado. Los espectadores “proprograma” siempre lo elegirán aunque haya películas magníficas en el resto de cadenas. Y de la misma forma se explicaba el éxito de El Peliculón durante mucho tiempo en sábado, cuando competía con La Noria / El gran Debate en Telecinco.

»Hay excepciones, como es lógico. Cuando un producto es un killer, como El Príncipe o En la tuya o en la mía, da igual lo que tenga enfrente, porque siempre saldrá triunfador. Pero igualmente su cuota será mayor si es el único en su género esa noche. Otro ejemplo lo hemos visto esta temporada, en la noche del lunes. Antena 3 ganaba con Casados a primera vista y Superalimentos, líderes, y ahora con Top Dance, frente a las series de Telecinco y La 1 (Chiringuito de Pepe y El Ministerio del Tiempo), que se neutralizan al tener que competir al mismo tiempo para captar a los “buscadores de series”.

»De la misma manera, es un acierto el horario de emisión de los informativos de laSexta o Cuatro, que han buscado huecos de programación en horarios donde las cadenas más consolidadas no tenían noticias.

»Y nos adelantamos a un posible error que podría cometer Cuatro a partir del proximo viernes. El Blockbuster de la segunda cadena de Mediaset hace de freno al Peliculón de Antena 3. Pero el cambio por Jesús Cintora y 21 días a partir de esta semana podría dar alas al cine de Antena 3 frente a Deluxe. Veremos.



»10. Sé simple. Así de simple y así de complicado

»Casi todo lo que funciona en televisión, es simple y fácil de entender. Así de simple. Y así de complicado. En la búsqueda del próximo hit televisivo del futuro, cuando parece que todo ha sido ya inventado, los creadores de programas elaboran o buscan formatos demasiado enrevesados. Así lo vemos cada año en la selección de formatos novedosos de The Wit (Mip), con ideas rebuscadas que están (casi) todas condenadas al fracaso.

»Los programas que triunfan siempre tienen un único elemento en común: son sencillos. La Voz, Got Talent, Tu cara me suena, Mastechef, Top Chef (tres jueces eligiendo entre una serie de actuaciones, del género que sea); La Ruleta de la suerte (tres concursantes resolviendo un único panel), Gran Hermano (10 personas conviviendo en una casa..). Formatos simples con mecánicas sencillas y entendibles a la primera.

»Muchos formatos fallidos han apostado por la complejidad (El pueblo más divertido, Killer karaoke...). El público rechaza el batiburrillo, la vorágine...



»11. Menos es más para empezar

»En la misma línea de lo anterior, hay programas que mueren por exceso de ambición. Cuando arranca un formato, sus creativos han hecho tal trabajo previo de brainstorming, que quieren poner de entrada toda la carne en el asador.

»A menudo son programas con muchos contenidos, secciones y colaboradores que consiguen marear al espectador. Así era Un tiempo nuevo (Telecinco), el Zapeando del principio y tantos otros magacines que mueren en el intento.

»En el lado contrario, vemos éxitos que comenzaron de forma muy simple, casi como una sección de programa, enganchando al público y ampliando sus contenidos progresivamente. Ejemplos: laSexta Noche arrancó como una humilde tertulia política con pocos invitados, y después amplió secciones y duración; Sálvame comenzó sin ruido, con Jorge Javier y cuatro tertulianos analizando el corazón; Salvados empezó (y ha sabido mantenerse en esta línea) con un formato modesto en el que Jordi Évole entrevistaba a una sola persona para conocer una temática amplia. Esta es una labor complicada para un productor, porque implica contención, algo que a menudo va contra natura en alguien que quiere llamar mucho la atención, pero la autorepresión tiene premio.



»12. ¿Cuánto importa el presentador?

»Cuando ya parecía que todos estábamos de acuerdo en que la clave siempre está en el formato, hay programas que nos recuerdan la importancia-clave que tiene el presentador.

»Es evidente que En la tuya o en la mía es un programa de éxito, pero ¿hubiera funcionado igual con otro presentador que no fuera Bertín Osborne? Esa mezcla de frescura, desparpajo, espontaneidad y frivolidad es fundamental para explicar el éxito de un formato de entrevistas.

»Got Talent es un formato killer internacional, pero, ¿tendría el mismo share sin Jorge Javier y Jesús Vázquez en el jurado?

»Gran Hermano y Operación Triunfo, los dos grandes hits de las últimas décadas en España, hubieran arrasado igualmente sin Mercedes Milá ni Carlos Lozano. Pero, ¿hasta qué punto ha sido fundamental la personalidad de Milá en el recorrido que ha tenido el formato de encierro en España?

»Conclusiones:

».– No hay presentador que levante un formato condenado al fracaso (Cámbiame premium con Jorge Javier, El rompecocos con Mercedes Milá, Wyoming en La azotea, María Teresa Campos en Lo que inTeresa son algunos ejemplos).

».– Cuando un formato está destinado a triunfar, da igual quien lo presente (Masterchef, Tu cara me suena, Adán y Eva).

».– Un buen presentador siempre ayudará a que la gente se asome al principio, a otorgarle cierta categoría, como puede ocurrir, por ejemplo, con el First Dates de Carlos Sobera. Cuatro necesita que el público se asome, que perciba que es un programa con aspiraciones.

».– Un buen presentador ayuda a amortiguar el fracaso de un programa. La experiencia suele estimar en 3 puntos de share, arriba o abajo, lo que aporta el presentador. Así, un programa que rechace el público puede acabar con un 10% de share, si el presentador es anodino o produce rechazo, o en un 13% si el conductor es querido.



»13. Sin conflicto no hay paraíso

»Hay formatos que siguen una moda televisiva actual, transmiten buen rollo y tienen un punto de originalidad. Y sin embargo, fracasan. ¿Por qué? Probablemente el problema esté en la ausencia de conflicto. Conflict is the key to writing a good story, conflict is the key to entertainment. Los americanos, reyes del entretenimiento, lo llevan en su ADN y se estudia en primero de Comunicación Audiovisual en todas las universidades.

»Pongamos un ejemplo concreto. ¿Por qué El jefe infiltrado es uno de los formatos que mejor ha funcionado en laSexta? Como en cualquier buena ficción, hay un nudo o conflicto (cuando el jefe desvela al empleado quién es en realidad). ¿Por qué no han funcionado, sin embargo, otros docurrealities de la misma cadena como Millonario anónimo o A mi manera? No había conflicto, eran solo unas bonitas historias.»










2016/12/07

«Retos de la publicidad y medición de audiencias multipantalla - José Luis García (FLUZO)»



«Una jornada en la que una selección de expertos profesionales y profesores de ICEMD, comparten claves, tendencias y oportunidades en Publicidad y Comunicación Digital. Como invitados tuvimos a profesionales de Digital Addiction, FLUZO, G Data y Telefónica España.» Vía canal ICEMD (@icemd)









2016/12/06

Los Contenidos Digitales: Una Industria Global y Transversal. XIV Jornadas Profesionalesionales de la Fundación Audiovisual de Andalucía (AVA)


Página informativa en el sitio de la Fundación AVA

Programa de las Jornadas

Dosier de presentación de los ponentes y sus conferencias

A continuación, todos los vídeos de la Jornada publicados por la Fundación AVA en YouTube.




«XIV Jornadas Profesionales (1) - Inauguración

»Mª José Bayo, presidenta Fundación AVA y miembro del Consejo de Adminisitración de RTVA May Silva, directora de la Fundación Audiovisual de Andalucía.» (Fundación AVA)



«XIV Jornadas Profesionales (2) - La Industria de los contenidos digitales: presente y futuro

»Roger Casas Alatriste, propietario El Cañonazo Transmedia y socio fundador de Prodiges.» (Fundación AVA)



«XIV Jornadas Profesionales (3) - Alianzas estratégicas en la industria de los contenidos digitales

»Fernando Rodríguez del Estal, Presidente de ETICOM: Asociación Cluster de Empresarios de Tecnologías de la Información, Comunicaciones y Contenidos Digitales de Andalucía.

»Carlos Biern, Presidente DIBOOS. Federación Española de Asociaciones de Productoras de Animación.

»Antonio Fernández, Secretario General de DEV, Asociación Española de Empresas Productoras y Desarrolladoras de Videojuegos y Software de Entretenimiento.

»José Carlos Conde, Presidente de CLAND. Clúster Digital y Audiovisual de Andalucía.» (Fundación AVA)



«XIV Jornadas Profesionales (4) - El papel de los medios en la industria digital

»José Manuel González Pacheco, Director General de Atresmedia Digital.

»Alejandro Vega, Director de RTVE Digital.

»Antonio Manfredi, Director de Interactivos en RTVA.» (Fundación AVA)



«XIV Jornadas Profesionales (5) - La transversalidad de los contenidos digitales

»Carlos Flores González, Director Área de Educación Grupo Planeta.

»Luis Rey Goñi, Director Colegio de San Francisco de Paula.

»Luis Fernández Luque, Partner and Advisor en Salumedia.

»José Luis Córdoba, Director en Andalucía Lab.

»Manuel Jiménez. Director Yolaperdono.» (Fundación AVA)



«XIV Jornadas Profesionales (6) - Las nuevas MultiChannel Networks

»Francisco Asensi, Director en Endemol Beyond España.

»Silvia Velasco, Directora General de MAKER en España.

»Emilio Sánchez Zaballos, Atrestube.

»Garbiñe Abasolo, Fundadora de Thinketers.

»Mario Rigote, Gerente de Desarrollo de Negocio de Rightster.» (Fundación AVA)